Hola, soy Vilka y este es mi blog. Bienvenido/a :-)

viernes, 11 de mayo de 2012

Ictioterapia o qué pasa cuando unos peces te comen los pies

Este es otro post sobre los tratamientos de belleza nuevos (como el de queratina del otro día). Y es que el año pasado me dio por probar muchas cosas nuevas, una especie de fiebre de querer ser el conejillo de indias. He aquí ese post sobre la exfoliación hecha por no humanos.

Al igual que la vez anterior, descubrí la oferta en Groupalia. (si es que al final les voy a pedir comisión por promocionarlos tanto...).

Esta vez no me tomé tanta molestia para informarme, aunque tenía que haberlo hecho. Ya lo explicaré más adelante.

Fuimos mi novio y yo. (Le regalé el tratamiento). Las condiciones eran simples: no haber aplicado ninguna crema 24 horas antes, ni tener las uñas de los pies pintadas (o haber quitado el esmalte 48 horas antes. Había que pedir cita previa, porque estos pececillos deben tener hambre para que la exfoliación fuera efectiva.

Al llegar nos hicieron aclarar los pies con el agua, nos dieron unas pantuflas de esas de usar y tirar, y nos llevaron a la habitación de las peceras. El ambiente era muy agradable: con música de fondo y luz suave. Nos sentaron en un banco para estar los dos en la misma pecera (bastante grande) y nos quedamos así unos 30 minutos.

Mis pies durante el tratamiento
Sensación: Un ligero cosquilleo, aunque también he notado unos minipellizcos. Ha sido como una especie de micromasaje, en general agradable.

Al terminar los pies estaban más suaves, gracias al dihthranol, una enzima que segregan esos pececillos al comer la piel muerta, con efectos suavizantes y relajantes. Parecía como si los hubiesen limado con piedra pómez y los hubiesen untado con crema.


Un poco de información sobre esos peces: Proceden de Turquía,  viven en una agua a 30 o 40 grados, y para ese tratamiento son necesarios mínimo 100 unidades.

Deficiencias:
  • El banco era de madera, recto e incómodo y después de estar 30 minutos casi quietos estábamos ya deseando terminar y poder levantarnos y estirarnos.
  • No comprobaron si tenemos hongos o no, ni siquiera lo preguntaron. En ese punto me voy a detener un poco más. Gracias a dios tenemos los pies sanos, pero al hacer el tratamiento estábamos expuestos al riesgo de contagio de hongos y otras cosas más graves. No dudo que los del Centro Oxígeno filtren el agua, pero los expertos consideran que no es suficiente. Creo que al menos podían haber verificado si tenemos algún tipo de problema. Porque a lo mejor viene uno con hongos y no dice nada, y luego los pobres peces que no tiene la culpa, lo transmiten al siguiente que venga. Si tienes heridas en los pies (aunque sean unos micro-cortes), hay un riesgo (mínimo) de contagiarte de VIH o hepatisis. Más información sobre eso aquí y aquí. No creo que aclarar los pies con un chorro de agua sea suficiente, a lo mejor haría falta algo de desinfección. El hecho de que el agua sea de temperatura elevada también favorece a que las bacterias permanezcan vivas. Por algo su aplicación está prohibida en 18 estados de EE UU y en Canadá; en Alemania se exige un análisis de sangre previo para poder someterse a esa terapia estética.
  • Otros riesgos que existen: los peces pueden no ser los auténticos. Hay peces chinos que, a diferencia de los garra rufa, tienen dientes, minúsculos, pero dientes, y no se limitan a alimentarse sólo de la piel muerta... Los garra rufa son grises, pero éstos son de color amarillo, y creo que se llaman chin-chin o doctor-fish.
Así que puedo decir incluso que hemos tenido suerte. Seguimos sanos y sin problemas. Sobra decir que no vamos a repetir el tratamiento.

Si decidís hacerlo, tened en cuenta todos los factores, y averiguad bien qué medidas toma el establecimiento en cuanto a la limpieza y desinfección, y si los peces son los auténticos. Por desgracia no hay garantía de que no haya riesgo. Es mejor prevenir que curar.

P.D. Llevaba tiempo redactando este post, tenía pensado poner que recomendaría ese tratamiento, pero hoy al hablar con una amiga, descubrí lo de los "inconvenientes", lo cual me hizo dar un giro de 180º C en mi opinión sobre la Ictioterapia. Me informé bien gracias a nuestro amigo "Google", y aquí tenéis el resultado. Me dan pena los pececillos, pero... :-(

22 comentarios:

  1. qué interesante!
    La verdad es que tenía curiosidad por ello...pero viendo las posibles contraindicaciones...creo que mejor paso.
    GRacias por tu experiencia.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Que interesante, mi cuñada tiene ganas de hacerlo, así que, le daré A leer tu entrada

    ResponderEliminar
  3. Oye pues esta bien saberlo xq tenía bastante curiosidad pero creo q voy a pasar

    ResponderEliminar
  4. A mí me da un poco de grimilla meter los pies ahí, la verdad, pero la mayoría de gente que conozco que lo ha hecho dicen que los pies quedan súper suaves, pero a la vez resaltan el tema higiénico...
    Donde esté una buena piedra pómez!!! jejejeje

    ResponderEliminar
  5. Pues te cuento que yo he estado en una playita que en la orilla hay unas crías de pecesitos que si yo me quedaba quieta ellos también se comían la piel muerta. Me daba una sensación súper rara pero a la vez divertida. No conocía yo este tipo de terapias, pero por lo que cuentas no me someteré a ella. Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  6. Yo siento curiosidad...pero no sé,me da cosa!!
    http://elblogdeunagataenuntejado.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Al principio yo tenía mucha curiosidad por probar este tratamiento, pero cuando leí un artículo sobre los posibles riesgos de infecciones, ya decidí que no lo haría. No me considero una persona quisquillosa o escrupulosa, pero eso de que usen los mismos peces conmigo y con otras personas no me hace mucha gracia (ojo, que a lo mejor soy yo misma quien transmito algo y no lo sé, que a veces incubamos algo dentro y hasta que no se exterioriza pues ya has contagiado a alguien por los pececillos....). Muy interesante tu entrada!!

    un besito guapa!!!

    ResponderEliminar
  8. Eso mismo hago yo cuando voy al río. Me siento en una roca y en cuestión de segundos un montón de peces vienen y "me hacen cosquillas" en los pies. La especie exactamente no lo sé, sé que uno es una trucha y la otra pues no sé. El río es el Lérez pero más arriba de la ciudad jejejeje donde está limpito.

    Sobre Groupalia... ya haré un post hablando de ellos (un adelanto, no quedan muy bien).

    ResponderEliminar
  9. Ademas del de cocina tienes otro blog!! genial!! te sigo tambien en este vale?? si quieres puedes seguirme tu tambien desde aqui. Un besito y feliz lunes!! http://www.estilostiletto.com/

    ResponderEliminar
  10. Pasate por mi blog wapi que tienes premios

    ResponderEliminar
  11. Nunca me había planteado hacerme un tratamiento de este tipo, pero mira, no sabía que entrañaba tantos problemas, lo tendré en cuenta por si acaso!

    #Besitooos.

    Sandra

    ResponderEliminar
  12. Qué interesante, no tenía ni idea de los peces chinos de copia!jejeje
    yo no lo he probado, pero me lo pensaré ;)
    bsines
    http://lacasitademanderley.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que ya habia oido hablar sobre este tratamiento, pero pensandolo, a mi me daría un poco de cosa, tener ahi a los pequeños pececitos comiendoseme, por asi decirlo jajaja
    es un poco extraño, ¿No? Aunque bueno, si después te deja asi de bien los pies..
    Pero si creo, y te doy la razón, en que hay que tener ciertos cuidados, nunca se sabe que puede pasar.. Y ya con lo de los otros pececitos de pega... Sería la leche ya que se tomase el pelo con eso..
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  14. Una entrada super interesante
    Gracias por compartir
    Besitos mi niña

    ResponderEliminar
  15. qUE COSQUILLAS ME DAN!! y luego que les pasa a los pecesitos?
    Bueno, los alimentas.
    Feliz lunes.
    besito

    ResponderEliminar
  16. Eso siempre me dio muchísima grima :-S
    Así que tampoco tenía pensado probarlo antes de que me dijeras que no lo recomiendas, jajaja!
    Pero es un post muy interesante porque das tu opinión desde la propia experiencia, muy bien!!
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Sí tenia alguna curiosidad, con el tema de las infecciones que no lo habia pensado se me han quitado todas las ganas :)
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Gracias por compartir! Aunque de momento creo que no es para mí, me meto en el club de las de la piedra pomez jajajaja.

    Te he dejado una nominación en mi blog :) Enhorabuena!

    Un besazo!!

    http://trendinggame.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  19. Hola~ paso para avisarte de que has sido taggeada junto con un premio, pasate por mi blog para verlo ^^
    http://merywright.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  20. Hola ^^ Siento haber tardado tanto :( pero no he tenido tiempo, de todas formas ya estoy aquí ;) jajajajaj. Gracias por seguirme, que no se me olvide ijijijijjijiij.
    P.D: He buscado información en google sobre este tratamiento, venía en la revista de 'YO DONA' y he alucinado, en fin :$$$$. Y nada más jajjja. Muchos besos <3

    ResponderEliminar
  21. ¡Muy interesante este post, nena!

    La verdad es que tienes toda la razón con el tema de los hongos y otras enfermedades...

    Un besoteee!!!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!