Hola, soy Vilka y este es mi blog. Bienvenido/a :-)

sábado, 14 de abril de 2012

Injusticias las justas

Las vacaciones pasaron volando. No puedo decir que me hayan parecido cortas, porque hice turismo activo, pero eso implicó levantarme todos los días temprano e ir con el tiempo justo para que me diera tiempo a todo. Bueno, a casi todo... Ver la huella de dinosaurio en Ribadesella no ha podido ser... Además, no he recuperado el sueño.

A la vuelta me encontré con problemas en el trabajo. Todos venimos relajados y descansados, peeeero hay una secretaria que parece que no. Me la tenía guardada desde hace tiempo, así que era de esperar que un día pasara algo parecido. Últimamente no hacía más que criticarme a mi y a mi compañera, porque nos negábamos a hacer su trabajo (le encanta colgar sus tareas a los demás, lleva mucho tiempo en la empresa y se siente intocable). Usaba tonos de vanidad y comentarios despectivos. De hecho, la gota que colmó el vaso fue la conversación telefónica que tuve con ella anteayer. Como ya me estaba cansando de oír cómo nos estuviera poniendo a parir a mi y a mi compañera (tiene esa costumbre de hablar mal a una de la otra), le dije amablemente que tenía que seguir trabajando y que si tenía cualquier queja sobre mi trabajo, podía acudir a recursos humanos. Dijo: "Hay muchas quejas sobre Recepción, pero parece que no os llegan, pero a partir de ahora ésto va a cambiar. De hecho, lo voy a hacer ahora mismo". Le dije que por mi no hay ningún problema, además yo también tengo cosas que contar.

Con esa frase le entró la rabieta, y ayer fue a hablar con el director de recursos humanos (y también le mandó un mail) quejándose de "mis formas". Así que ya veis, va a por mi... 

Curiosamente no pasó nada más. Nadie vino a echarme la bronca ni a preguntarme mi versión. Tengo que decir que yo lo pasé fatal estos días porque cualquier situación así me afecta, tenga o no tenga razón, por el simple hecho de ser algo desagradable. Tengo la sensación de estar en un parvulario: No me caes bieeen, se lo voy a decir a la seeeeño (con eso tono cantarín).


Aclaro aquí, que no estoy contratada directamente con esta empresa, sino con una subcontrata. Pero eso no significa que tenga que tragar todo lo que me echen.


Por lo que me he podido enterar, le dijeron que la queja tendría que tener hechos concretos. Como no los hay es como si nada hubiera pasado. Sino, ya vendrían a pedirme mi versión de los hechos. Si pasara, juro decir la verdad y nada más que la verdad. Yo no tenía intención de quejarme, no es para tanto, además, todo se puede resolver hablando, pero si esta señora decidió acudir a terceros, pues no me queda más remedio que destapar todo, y contar los detalles. No es mi intención de hablar mal de nadie, tan sólo advertir que hay gente así, por si alguien esté en una situación parecida. Hay que evitar en la medida de lo posible tener el contacto con esa personas. Tengo una amiga que sabe como defenderse de los ataques verbales con humor. Yo no sé hacerlo, ¡pero cuánto me gustaría! Eso hace quedar en ridículo a la otra persona que intenta humillarte, por las buenas.

La verdad es que estoy un poco harta de tener que explicarle que no tiene derecho a hacer suposiciones tipo: "Cómo se nota que no has trabajado antes en una recepción. En este puesto apenas hay trabajo". Y da igual que le diga que ya he estado en 7 sitios distintos, porque hacía sustituciones, y donde estoy ahora hay más trabajo que en los demás, además es el único puesto en el que tengo que hacer facturas y pedidos de todo (no hay departamento de servicios generales). Trabajo hay bastante, de eso no me quejo, pero aunque no lo hubiera en un momento determinado, en ningún caso significa que estoy disponible para desempeñar labores de otros departamentos. En mi contrato pone recepción, no secretaria, ni mozo de almacén, etc.  Por este lado es una ventaja ser externa, porque cualquier modificación de mis funciones debe ser aprobada por mi jefa. Si fuera de la empresa, ya me habrían comido viva. Con lo que hago es más que suficiente. Hay veces que no puedo ni ir al baño, porque no paran de entrar llamadas, visitas, o pedidos, o todo junto. Pero la veo unas cuantas veces desfilando por el pasillo para ir a fumar. Si yo fumara tampoco tendría a quién pedirle que se quede en mi puesto (no puede quedar desatendido).

Cada vez que me pedía algo, y yo le decía que no (porque estaba haciendo otra cosa, porque me entraban llamadas, o simplemente porque me parecía abusivo), se ponía a reprocharme que todas somos compañeras y hay que ayudarse mutuamente. Me parece muy buen principio, pero si se cumpliera de forma bilateral... No tengo ningún problema en ayudar a quién me lo pida en un momento determinado, lo he hecho miles de veces, he aprendido mucho con ello. Y sé que a cambio también puedo pedirle favores a la gente, a todo el mundo menos a ella. Le ayudas una vez y pasa a ser tu tarea y obligación. Además, eso de decir por favor y gracias, no existe en su vocabulario, cuando te ordena que hagas tal o cual. Ella te dice que vayas a poner las latas en la nevera, los cuadernos en la sala (para reunión de su departamento...) mientras suspira agobiada (uff cuanto trabajo) y se sienta a leer el periódico. Si suena el teléfono, tengo que dejarlo todo e irme corriendo hacia mi mesa, porque claro, ella no lo hará por mi... (¡con lo bien que le vendría para ponerse en forma!) Su lema es: ¿Para qué hacer el trabajo si te lo puede hacer otra persona? Menos mal que en los demás departamentos no hay ese problema, hacen cada uno su trabajo.

Cada uno tiene su humor, días peores o mejores. Ella tiene el día negro todos los días, o eso parece.

Source: http://alwayscandy.wordpress.com/
No me suelo enfadar con la gente que tiene pocas luces, como el del otro día, pero sí tengo todo el derecho del mundo a enfadarme con esta mujer tan mala, malvada, que encima va de buena cristiana. Me he enterado hoy que anda intentando reclutar gente en la ofi para que pongan una queja en común, pero le da largas... Porque eso de hacer a los demás quedar mal para parecer que eres buena, está muy feo. Menos mal que ya me conocen, algunos me han dicho que me darán la cara por mi si hace falta. Ella no hace más que hacer EL RIDÍCULO, por lo que yo estoy empezando a sentir vergüenza ajena. Sé que el problema lo tiene ella, y su comportamiento muestra inmadurez y poca lucidez, y ésto pasaría tarde o temprano, pero no hace que me sienta mejor. Ojalá alguien la ponga en su sitio, porque la vida a veces tarda demasiado en hacerlo. Estoy intranquila y no tengo ganas de volver allí.


Y con este mal trago empiezo el fin de semana... :-(

12 comentarios:

  1. Hola guapa!!!
    Pues vaya plan tienes la verdad, una bruja de estas creo que la tenemos en todas las oficinas gente mala que no sabe o no quiere hacer su trabajo y encima estan bien miradas por los jefes. Lobos que van con piel de cordero, pero has de ser fuerte y ya veras que todo se acaba solucionando y ven como es.
    Suerte corazón.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! A ver si me deja en paz...

      Eliminar
  2. Graciasbpor visitar mi blog, ánimo! te mando un beso, ana.

    ResponderEliminar
  3. tienes un premio en mi blog, un saludo! muak!

    ResponderEliminar
  4. Hola¡¡ no había comentado antes en tu blog, pero como te hiciste seguidora de mi blog, estoy por aquí, y me ha gustado mucho encontrarte.
    Guapa, te he dado el premio Liebster Blog ;) pasate por mi blog y así sabes lo que tienes que hacer para recogerlo ;) Espero que te haga ilusión. Muak¡¡
    Por lo que veo tienes otro jejejejeje, oleeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa!!! por desgracia en casi todo trabajo existe un bruja malvada de Blancanieves, o peor!!!!! y aunque el tiempo o alguien la coloque en su sitio, sí es verdad que se hace eterna esa llegada. No te preocupes, intenta ir a lo tuyo y hacer oídos sordos de sus chorradas, es difícil, pero al final te resultará invisible, y más cuando el resto de tus compañeros ya le ha visto el plumero. Y si no, y echándole un poco de humor, dile que se vaya a dar un buen revolcón que le vendrá de fábula...jajajaja.
    Mucho ánimo y un besote!!!

    ResponderEliminar
  6. Espero que este lunes sea mejor, dicen que a palabras necias oidos sordos.............

    ResponderEliminar
  7. El tiempo pondrá a ese elemento en su sitio, no te preocupes ;)

    ResponderEliminar
  8. Gracias por visitar mi blog y hacerte seguidora, que mal conocerte estando tu con ese mal royo en el trabajo, de verdad que hay gente insoportable. En mi trabajos, en ambos, la tensión y el mal royo que desprenden algunas personas es palpables. Pero no te agobies, al final encontrarás la forma de hacer callar a la bruja.

    Un beso y encantada de conocerte, te sigo!

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!!!
    Pasate por mi blog tienes un premio.
    Besitos

    http://latiendasolyluna.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa quemos mandarte mucho animo y esperamos que las cosas se resuelvan un poco, no te agobies! Nosotros nos unimos a tu blog y queremos mostrarte nuestro apoyo desde aquí. Pásate por nuestro blog y participa en nuestro blog en vogaestilistas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Hola a todos, gracias por el apoyo. Parece que la cosa está empezando a calmarse, aunque yo todavía tiro de valeriana para no agobiarme. Espero que pronto todo se normalice. Pero no lo olvido, se la guardo para cuando me vaya. A ver si me pongo al día con los premios y demás.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!