Hola, soy Vilka y este es mi blog. Bienvenido/a :-)

viernes, 30 de marzo de 2012

Un viaje - una gamberrada

Hoy estoy pensando en que todavía queda una semana para irme de viaje al norte de España... Y de esa semana tendré que trabajar tres días...

Ya estoy de vacaciones en la universidad, pero no lo asimilo. Necesitaba ese descanso, porque me sentía como un hamster un una rueda que gira sola, y tienes dos opciones: o corres al ritmo, o te caes. Empezaba a tener ataques de ansiedad, que se me juntaban con el insomnio por el cambio de horario. Es la primera vez en mi vida que no me acostumbro. A las dos de la mañana estoy muy despierta, y luego por las mañanas no me puedo levantar. Ojala lo anularan. En Rusia lo hicieron, y la gente se quedó para siempre en horario de verano.

Pero bueno, vamos a ser positivos, cambiemos de tono. Hoy quiero contar una trastada que hicimos mi novio y yo en un viaje a Oporto. Él y yo tenemos un pacto de hacer alguna gamberrada en cada viaje que hacemos... Ningún destino al que fuimos juntos de vacaciones se ha librado eso. Son cosas inocentes, pero te hacen reír y hacer que los viajes sean únicos.

En Oporto tuvimos días de sol y otros de lluvia. La ciudad me encantó, tiene varios facetas, y parecía increíble que hubiera tanto contraste entre las partes de una misma ciudad. Aquel día, o más bien noche, decidimos ir a cenar carne (ya habíamos probado de todo), así que escogimos por el camino un restaurante cuyo menú nos pareció muy apetecible. Debo decir que no me gustó mucho la carne asada que nos sirvieron en ese restaurante, me parecía que le faltaba sal, y el sabor me era soso. Aunque puede que eso se deba a que llevaba un tiempo que comía la carne asada con el chimichurri casero, y esperaba un sabor parecido. El caso es que nos bebimos una botella de vino con unos entrantes minúsculos, y nos dio el puntillo. Al salir del restaurante, empezó a llover bastante, así nos pusimos las capuchas de los chubasqueros y fuimos hacia el garaje donde habíamos aparcado el coche. Por el camino vimos una alfombra roja en la entrada de una perfumería, cerca de la famosa librería Lello. Por la mañana habían hecho una presentación o inauguración, ya ni me acuerdo. Así que nos dio por enrollar esa alfombra. Nos pusimos a despegarla del suelo (estaba pegada con cintas), lo cual nos costó bastante trabajo, y luego a enrollarla. Ya estaba lloviendo a cántaros, la alfombra estaba empapada, al igual que nuestros pies y las bajos de los pantalones. Encima la alfombra tenía la forma de L así que primero enrollamos el trozo corto, para luego girarlo y enrollar por el lado largo. Todo eso sin usar las manos. La poca gente que pasaba debió de pensar que habíamos escapado de un manicomio, íbamos riéndonos, hablando en español y empujando la alfombra con los pies. Al terminar, le hice una foto a mi chico, posando con pose triunfante (un pie puesto sobre la alfombra) y nos fuimos. Cada vez que me acuerdo de ello, no puedo evitar reírme XD 

Me pregunto qué habrán pensado los que llegarían a la mañana siguiente y descubrirían el rollo rojo mojado... Una pena que nunca lo sabremos :-)

Me gustaría escribir más casos, pero no quiero hacer esta entrada excesivamente larga (ya me he dado cuenta que cuando escribo no puedo parar), lo dejaré para otra ocasión. Además el viaje a Alemania merece un post aparte.

Y vosotra/os, ¿hacéis algo así en vuestros viajes?

Por cierto, al repasar el texto, me acordé de que hace tiempo quiero recomendar una película que es muy divertida. Es sobre los tópicos, se llama "Bienvenidos al Norte" (en francés Bienvenue chez les Ch´tis).

Aquí la sinopsis:
Phillippe Abrams (Kad Merad) es un cartero al que destinan, como castigo por hacerse pasar por un minusválido, a Bergues, un pueblecito en la frontera con Bélgica (Norte de Francia). Hay un tópico sobre la gente del norte: parecen ser unos vándalos. Pero, cuando llega allí, se encuentra con un lugar idílico y gente encantadora. De todas formas, a su mujer (Zoé Félix), de la que está bastante distanciado, le asegura que vive en un auténtico infierno, con el fin de despertar su compasión. Pero un día ella decide ir a verlo. Entonces Abrams les pide a sus nuevos amigos y vecinos que representen una farsa y se comporten de forma que parezca que la vida en ese pueblo es verdaderamente una pesadilla.

4 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta la peli que nos recomiendas. Por las ciudades que vayáis os van a colgar un cartel de gamberretes...jajajaja.
    un besito!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Vilka, la peli es muy divertida, tiene golpes muy buenos, me pareció super entretenida, gracias por agregarte a mi blog, un fuerte abrazo. Esther

    ResponderEliminar
  3. La peli la vi hace tiempo y te partessss. Cuando puedas pásate por mi blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué chula! espero q la tengan en mi videoclub... porque últimamente me defraudan bastante.
    Muy gracioso lo de tu viaje jajaja, y estoy contigo, hay muchísimo contraste entre una zona y otra de la ciudad, pero es muy bonita, en general me gustó visitarla :)

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!