Hola, soy Vilka y este es mi blog. Bienvenido/a :-)

martes, 21 de febrero de 2012

Receta de Bliní (Crêpes)

He decidido compartir aquí cómo hago los Bliní (además estos días es la fiesta de la primavera en Rusia y otros países eslavos, y es el plato típico de la semana).

Hacer los Crêpes de verdad es laborioso, y requiere tiempo de reposo de la masa (dado que se le añade levadura), por lo tanto no es algo que me puedo permitir por falta de tiempo. Os propongo una receta simplificada, y rápida, espero que os guste. Me la enseñó mi hermanastra (como me enseñó otras tantas cosas). Es una receta tan fácil que lo puede hacer cualquier persona (hombre o mujer).

Para la masa (calculando aproximadamente para dos personas: 10 Bliní en total):

  • Un huevo
  • Un vaso de harina (unos 250 gramos aproximadamente, pero puede ser más o menos dependiendo de la cantidad de comensales)
  • Medio litro de leche (quiero recalcar que la cantidad puede variar, por lo tanto aconsejo tener un litro)
  • Una pizca de Sal
  • Dos cucharadas de azúcar
  • Aceite de oliva o girasol
  • Media cucharadita de bicarbonato
  • Unas gotas de vinagre
  • Mantequilla (opcional)


Para mezclar recomiendo una batidora de vaso (blender), o una mezcladora (mixer), aunque a falta de eso se puede batir a mano, aunque se tarda más, y habría que vigilar que no haya grumos.

Para acompañar: Nata agria, nata montada, siropes, mermelada, queso, jamón york, etc. (Depende de los gustos) En Rusia se acompaña con el caviar rojo.

Se íntroduce en un recipiente (si usas la batidora manual) o en el vaso de Blender en el siguiente orden: el huevo, la leche, se bate, a continuación se añade la harina, azúcar, sal y una cuchara sopera de aceite de oliva y se vuelve a batir hasta formar una masa líquida y homogénea. Finalmente se le añade el bicarbonato y el vinagre, pero antes hay que hacer que se produzca la reacción química: el bicarbonato se coloca en una cucharadita encima de la masa y se le echan unas 3-4 gotas de vinagre. La reacción es muy curiosa, se produce espuma. Pues esa espuma se le añade a la masa, y se vuelve a batir.

He puesto las cantidades aproximadas de leche y harina, porque lo hago a ojo (pienso que es más o menos la relación leche:harina 2:1). La masa debe estar líquida, como lo está la nata para cocinar. Si te pasas con la harina, siempre puedes añadir más leche, y al revés. No pasa nada si luego sobran Bliní, porque puedes guardarlos en la nevera y desayunarlos al día siguiente, calentándolos en el microhondas. 

Recomiendo utilizar una sartén grande: cuando se caliente se le echa un poco de aceite (una cuchara sopera máximo) y cuando el aceite esté caliente, se echa la masa con un cucharón. Dependiendo del tamaño de la sartén, la cantidad puede variar, en mi caso gasto tres cuartos del cucharón para cada Crêpe. Hay que tener en cuenta, que la masa no es del todo líquida, por lo tanto aconsejo echarla en un lado de la sartén y mietras echas, girar la sartén para que se vaya expandiendo por toda la superficie. Si sobra la masa en el cucharón, no se añade más, porque el Blin cuanto más fino quede, mejor. La potencia del fuego hay que dejarla a mitad para que no se quemen. Cuando se dore un lado (30 segundos-1 minuto), se le da la vuelta con una pala.

Cuando esté dorado por los dos lados, se pone en un plato plano, y ojo, a la sartén ya no se le echa más aceite, dado que lo lleva en la masa, (y no se pega a la sartén, os lo aseguro). Se echa de nuevo el cucharón en la sartén, y mientras tanto puedes untarle un poco de mantequilla al Blin hecho para que los Bliní no se peguen entre ellos, ya que el siguiente se pone encima.

Dado que el tiempo de preparación de cada Blin es muy corto, es mejor estar cerca para vigilar que no se quemen. No se tarda más de 15-20 minutos en hacerlos todos.

Los expertos saben dar la vuelta al Blin, lanzándolo al aire :-)))))

En Rusia se dice que el primer Blin siempre sale mal, (a mi me sale o muy gordo o con mucho aceite, o se me pega al darle la vuelta, y eso que llevo mucho tiempo haciéndolos) así no os agobiéis :-)

Para comerlos, se untan con lo que os apetezca, puede ser dulce o salado. Son perfectos como una cena rápida.
  


¡Buen provecho!


Tres cosillas:
  • No recomiendo echar más azúcar del indicado, porque el Blin se puede llegar a quemar en la sartén sin estar del todo hecho. (por mi propia experiencia)
  • Se puede hacer también sin bicarbonato ni vinagre, que hacen que los Bliní sean esponjosos, pero también conlleva que tengan pequeños agujeritos a través de los cuales se puede colar la mermelada.
  • Los Bliní con la nata agria es una combinación muy rica, para quien quiera probarlo, la nata se puede adquirir en Mercadona bajo la marca Hacendado (Nata fresca) o en Carrefour bajo la marca President. (Creme Fraiche). Aunque no sabe como la rusa, es parecida. A falta de estos recursos también se puede sustituir por el yogur griego o natural.

Así ya sabéis, si queréis una cena rápida, y tenéis un huevo, leche y harina, podéis probar hacer los Bliní!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!