Hola, soy Vilka y este es mi blog. Bienvenido/a :-)

viernes, 17 de febrero de 2012

El caballo de batalla


War Horse

Ayer vi la película War Horse, y quería comentarla un poco por aquí.

La película me encantó, lloré con algunas escenas, y con otras me sentí identificada. Puede sonar muy raro, pero el caballo se comportaba como mi gato: los mismos saltos de susto y miedo a acercarse. Yo veía a Joey y me acordaba de mis gatos (son adoptados y les costó integrarse).

Una vez más vi que las guerras son absurdas, (y eso que es una película bastante positiva). Vi también como los animales sufren sin merecerlo por culpa del hombre. He empezado a ver a los caballos de otra manera. Ahora entiendo cuando mi hermanastra me decía que eran como las personas. Ella cuidaba de un caballo cuando tenía 13 años. Muchas veces las palabras no adquieren un significado hasta que no vivas esa experiencia en tu propia piel, o la veas. Tendemos a creer en los hechos. Reconozco que hay palabras y frases que me suenan a nada, dado que no consigo imaginar las situaciónes relaes que se ocultan detrás de ellos.

Me digo a mi misma: no me importaría apuntarme a un club (y ojalá tuviera tiempo para eso) y tener esa experiencia única, conocer los caballos. Por otro lado, aunque tuviera tiempo, probablemente no lo haría ya que, como decía el zorro en "El Principito": "Eres responsable para siempre de lo que has domesticado." Y si algún día le pasara algo al caballo, o me tuviera que separar de él, sería un momento muy doloroso. Quizá suene egoísta pero no quiero ser responsable de nadie, y no quiero sufrir ni hacerle sufrir a nadie. Tengo una amiga que trabaja en el Zoo de Sankt-Peterburg y gana una miseria, le gustaría irse a vivir a otro país, o cambiar de trabajo. pero no puede porque siente una gran responsabilidad sobre todos los animalitos a los que cuida. Cada vez que ella se va de vacaciones, los loros entran en depresión y al volver proyectan su ira sobre ella. Ella tendría permitido llevarse a uno de los animales si se va del Zoo definitivamente, pero no sabría a quién escoger. Sería desprenderse de sus seres queridos... (a mi se me partiría el corazón)

Al final me he desviado del tema, y he decidido no comentar la película, prefiero que la veáis. Puedo decir que es magnífica, pero no para verla en el cine, sino en casa. Tampoco la recomendaría para niños menores de 12 años, por algunas escenas de guerra y porque quizá no entenderían la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!