Hola, soy Vilka y este es mi blog. Bienvenido/a :-)

miércoles, 29 de febrero de 2012

La primavera huele a mimosa



Mañana ya es 1 de marzo, que en algunos países se considera como el día del inicio de la primavera. Y la verdad es que el tiempo acompaña. Desde este finde ya hace mucho mejor tiempo, hay sol y la temperatura puede alcanzar 15º C durante el día. Me encanta poder quitarme capas de abrigo y no congelarme por las mañanas. El viernes pasado fuimos con la moto a renovar unos documentos, y vimos que ya estaba floreciendo la mimosa. Toda la calle olía a ella. Mimosa es mi favorita. La primavera se huele en el aire ¡Qué agradable es la primavera!


Pero no todo son buenas noticias. Cada primavera sufro de alergia y este año no es excepción. Me quedan 9 pastillas de Ebastina del año pasado, así que tengo que buscar un hueco para ir al médico a por las recetas. No ha llovido desde hace semanas y tenemos una boina de contaminación que ya es una capa... Empecé a tomar Ebastina ayer, porque vi que ya llevaba días con mocos y la nariz sangrando de tanto sonarme. Además, estaba empezando a ahogarme, así que tuve que actuar rápido.

Cambiando de tema, ¡hoy me ha llegado la confirmación de plaza en el curso de Photoshop! Por fin podré retocar las fotitos! Y es que ya hice un curso en el año 2009, pero se me ha olvidado casi todo... Y ahora que tengo la Canon, me apetece empezar a hacer fotos de calidad y bonitas. (bueno, tengo que reconocer que aunque no se me dé mal hacer fotos, todavía no sé usar la Canon 600, es una tarea pendiente que tengo).

También debería leer las instrucciones de la cámara y empezar a probar, pero no sé por qué estos días llego a casa agotada y sólo quiero dormir o no hacer nada. En realidad sí sé por qué me agoto: voy a clase por la mañana y trabajo por la tarde. Eso de lunes a viernes, y ahora los fines de semana hay curso por la mañana... Es un palizón, pero bueno, es lo que hay, y yo me he propuesto tener una carrera. Además, de vez en cuando descanso (¡aunque parezca increíble!), por ejemplo, este finde intentaré ir al SPA Los Nogales para hacer un circuito. Es uno de los sitios más baratos de Madrid, el circuito de una hora y media más el masaje de 20 minutos sale a 40 euros. Pero si no quieres masaje, es más barato, y yo para pillar sólo circuito recomiendaría hacerlo por atrápalo, porque hay oferta de dos x uno (cosa que no hay en la web oficial del spa).

martes, 28 de febrero de 2012

Los idiomas, la pereza y la procrastinación

Acabo de ver el simpático vídeo sobre el idioma español, y me ha hecho mucha gracia. Aprender cualquier idioma requiere un gran esfuerzo, y la mejor forma, por supuesto es estando en el país donde se habla este idioma. Mi experiencia lo confirma: en el 2009 gané una beca para ir a Alemania, y allí en tres meses aprendí mucho. Un día contaré lo de Alemania, porque es una historia increíble, con este viaje empecé a creer que realmente uno es capaz de conseguir lo que se proponga, por muy difícil que sea. Volviendo al tema, de un país a otro un mismo idioma puede variar y mucho, pero no quiere decir que no sea correcto. (acabo de leer un texto de Uruguay donde se utilizó la palabra "Planteo" como sujeto, en castellano sería planteamiento. A decir verdad, hay palabras que me hacen sangrar los ojos, pero hay que aceptarlo, porque el idioma es algo vivo que también evoluciona con el tiempo.

Estoy tomándome una CCZ (Coca-Cola Zero), a ver si me espabilo un poco. La tarde se me está haciendo larga, aunque la verdadera razón de estar así es que tengo que aprender un texto para la exposición de mañana y estudiar algo de Derecho para el jueves, y me da muuuuucha pereza. Este fenómeno es muy parecido a lo que me ocurre cuando estoy en época de exámenes, si tengo que estudiar algo, de repente me acuerdo de que:
  • Hay que limpiar la casa,
  • Hay que llamar a una amiga,
  • Hace mucho que no hago manualidades,
  • Un largo etcétera.
Todo me parece interesante y estoy encantada de distraerme con cualquier chorrada. En psicología ésto se llama procrastinar. Y todos lo hemos hecho en algún momento. No es fácil tener voluntad para hacer algo, a todos nos cuesta (aunque a algunos más y a otros menos). Depende de la fuerza de voluntad y del sentido del deber que cada uno tiene. Por ejemplo, yo sé que estudiar una carrera fue únicamente decisión mía y la pago yo, por lo tanto cada vez que me da pereza, empiezo a regañarme a mi misma y recordar que he pagado esos créditos. También me recuerdo a mi misma que el año pasado suspendí una, y me tuve que tirar medio agosto estudiando (Cuando podía haber disfrutado del calorcito). ¿Qué puede ser peor que estudiar en verano?

También procrastino por las mañanas lunes a viernes: cuando suena el despertador en mi Nokia, le doy a aplazar la alarma (15 minutos). Curiosamente, en cuanto lo haga (a veces incluso con ojos cerrados), no consigo dormir, aunque lo intento, me quedo despierta con los ojos cerrados esperando a ver cuando suene otra vez. En 15 minutos vuelvo a aplazarla, y así hasta que me levante. Sin embargo, basta con apagar la alarma, para que caiga en un sueño profundo y pierda las clases... ¿Por qué ocurre así? Supongo que todo está en nuestra mente, y cuando sabemos que algo va a pasar dentro de poco rato, no conseguimos relajarnos. Así que casi siempre voy corriendo para no llegar tarde (hasta ahora no he conseguido llegar puntual :-((((

Bueno, tengo que ponerme y acabar de redactar el texto para la presentación (y también aprendérmelo)...

¡Prometo no procrastinar nunca más hasta la próxima vez que vuelva a procrastinar! XD

lunes, 27 de febrero de 2012

Feria Expodental 2012

Este sábado estuve en la Feria Expodental que se hace cada dos años en IFEMA de Madrid. Es la tercera vez que asisto a esta feria (trabajé en la del 2008 y la del 2010), pero esta vez he ido como visitante. Por supuesto, me pasé por los Stands de las empresas con las que trabajé para saludarlos, y ¡qué agradable fue ver que se acordaban de mí! 

Desilusión

Hoy por fin se han ido mis carteras Balenciaga, volviendo a donde han venido. Una historia un poco decepcionante con una de estas páginas de ofertas que se llama Letsbonus. A principios de febrero salió una oferta muy golosa: vendían carteras Balenciaga muy chulas por 19 euros. Serían de tela por fuera y de piel ecológica por dentro. Decidí comprar dos: una para mi amiga y otra para mí. Me hacía ilusión, sobre todo por ella, porque en Rusia las cosas son muy caras (se la iba a enviar por correo) y la gente está como loca con tener las cosas de marca. Así que imaginaba a ella saltando de alegría (igual que cuando la traje una maleta entera de ropa, porque allí cuesta el triple). Además, por sólo 19 euros. Me puse a investigar incluso a ver cuánto valdrían realmente, pero no las encontré en la web oficial. Pero bueno, eso daba igual, en la foto se veía el logotipo así que.  Pero estaba en época de exámenes y se me pasó el tiempo de la oferta (eras 72 horas). La verdad me arrepentí de no haberlas pillado a tiempo, y esperaba impaciente a ver si volvían a sacarlas en Letsbonus o bien en alguna otras (Groupalia u Offerum, de las que soy muy fan).
Para mi alegría, volvieron a sacar la oferta (eso ocurre cuando no has vendido las previstas) Así que encargué dos y me puse a esperar. Al cabo de una semana ya me preocupé un poco, dado que no había señal de que las fueran a enviar. Finalmente llamé a la empresa y me dijeron que sí, que ya estaban en la central de reparto de ASM, y que en 48 horas las tendría. Pasaron esas 48 horas larguísimas y por fin, al llegar al trabajo me llegó el paquetito!  Al abrirlo vi que sólo había un bulto dentro, me imaginé que el otro llegaría al día siguiente así que lo abrí impaciente y ¡¡¡ZAS!!! Menudo chasco, la cartera era de una pésima calidad, con hilos colgando y el forro interior olía a plástico, porque lo era… Era de plástico!!! El interior de tela parecida manchado de grasa rosa… No pareccía a la de la foto, parecía una pobre imitación... Qué gran decepción…
Este mismo día mandé un mail alegando que quería acogerme al derecho de desistimiento. En unos días me llegó la otra cartera, y esa ni la abrí, las metí las dos en un paquetito y los guardé para cuando vinieran a recogerlas.
Y es que veo que todo lo que estudio en la vida (de forma oficial y no) al final lo termino usando. Acababa de aprobar Derecho Mercantil y de allí aprendí que en la compra-venta a domicilio o por internet el consumidor está protegido, puede desistir sin alegar razón alguna. Tampoco está obligado a pagar los gastos de envío de la devolución (salvo si ha dañado el producto), cosa que me han intentado colgar los de Letsbonus (mencionándolo por teléfono y también por escrito).
Otra cosa que aprendí es que la publicidad es vinculante para el vendedor, es decir, le obliga a cumplir lo que ponga en la publicidad, y no lo cumplieron.
Me contestaron diciendo que se resolvería la incidencia en 48 horas, pero pasaron 4 días y seguía sin saber nada de ellos. Así que llamé. Después de 20 minutos de espera, por fin me atendieron, tuve que mandarles de nuevo todos los datos, y por escrito alegar que estaba perfectamente informada sobre la política de devolución y los gastos de envío. Hoy por fin se  han llevado el paquetito. Ahora a esperar a que me reembolsen el dinero, y si se les ocurre cobrarme los gastos de envío, los llevaré a juicio, aunque sea por 4 duros!
Qué morro tienen las empresas. Si supiera que me iban a engañar así me habría ahorrado la molestia de comprarlas, porque por el mismo dinero podría comprarle una cartera al negrito del metro, y seguro que sería de mejor calidad! Os animo a tod@s a que reclaméis lo que os corresponde por derecho! Bastante abusan ya, como para permitir que nos engañen.
 
Un saludo,
Vilka
PD. ¡Es una pena que no tenga una cartera Balenciaga, pero seguro que la conseguiré! Esta vez no seré tan ingenua y no comparé en Letsbonus.

martes, 21 de febrero de 2012

Receta de Bliní (Crêpes)

He decidido compartir aquí cómo hago los Bliní (además estos días es la fiesta de la primavera en Rusia y otros países eslavos, y es el plato típico de la semana).

Hacer los Crêpes de verdad es laborioso, y requiere tiempo de reposo de la masa (dado que se le añade levadura), por lo tanto no es algo que me puedo permitir por falta de tiempo. Os propongo una receta simplificada, y rápida, espero que os guste. Me la enseñó mi hermanastra (como me enseñó otras tantas cosas). Es una receta tan fácil que lo puede hacer cualquier persona (hombre o mujer).

Para la masa (calculando aproximadamente para dos personas: 10 Bliní en total):

  • Un huevo
  • Un vaso de harina (unos 250 gramos aproximadamente, pero puede ser más o menos dependiendo de la cantidad de comensales)
  • Medio litro de leche (quiero recalcar que la cantidad puede variar, por lo tanto aconsejo tener un litro)
  • Una pizca de Sal
  • Dos cucharadas de azúcar
  • Aceite de oliva o girasol
  • Media cucharadita de bicarbonato
  • Unas gotas de vinagre
  • Mantequilla (opcional)


Para mezclar recomiendo una batidora de vaso (blender), o una mezcladora (mixer), aunque a falta de eso se puede batir a mano, aunque se tarda más, y habría que vigilar que no haya grumos.

Para acompañar: Nata agria, nata montada, siropes, mermelada, queso, jamón york, etc. (Depende de los gustos) En Rusia se acompaña con el caviar rojo.

Se íntroduce en un recipiente (si usas la batidora manual) o en el vaso de Blender en el siguiente orden: el huevo, la leche, se bate, a continuación se añade la harina, azúcar, sal y una cuchara sopera de aceite de oliva y se vuelve a batir hasta formar una masa líquida y homogénea. Finalmente se le añade el bicarbonato y el vinagre, pero antes hay que hacer que se produzca la reacción química: el bicarbonato se coloca en una cucharadita encima de la masa y se le echan unas 3-4 gotas de vinagre. La reacción es muy curiosa, se produce espuma. Pues esa espuma se le añade a la masa, y se vuelve a batir.

He puesto las cantidades aproximadas de leche y harina, porque lo hago a ojo (pienso que es más o menos la relación leche:harina 2:1). La masa debe estar líquida, como lo está la nata para cocinar. Si te pasas con la harina, siempre puedes añadir más leche, y al revés. No pasa nada si luego sobran Bliní, porque puedes guardarlos en la nevera y desayunarlos al día siguiente, calentándolos en el microhondas. 

Recomiendo utilizar una sartén grande: cuando se caliente se le echa un poco de aceite (una cuchara sopera máximo) y cuando el aceite esté caliente, se echa la masa con un cucharón. Dependiendo del tamaño de la sartén, la cantidad puede variar, en mi caso gasto tres cuartos del cucharón para cada Crêpe. Hay que tener en cuenta, que la masa no es del todo líquida, por lo tanto aconsejo echarla en un lado de la sartén y mietras echas, girar la sartén para que se vaya expandiendo por toda la superficie. Si sobra la masa en el cucharón, no se añade más, porque el Blin cuanto más fino quede, mejor. La potencia del fuego hay que dejarla a mitad para que no se quemen. Cuando se dore un lado (30 segundos-1 minuto), se le da la vuelta con una pala.

Cuando esté dorado por los dos lados, se pone en un plato plano, y ojo, a la sartén ya no se le echa más aceite, dado que lo lleva en la masa, (y no se pega a la sartén, os lo aseguro). Se echa de nuevo el cucharón en la sartén, y mientras tanto puedes untarle un poco de mantequilla al Blin hecho para que los Bliní no se peguen entre ellos, ya que el siguiente se pone encima.

Dado que el tiempo de preparación de cada Blin es muy corto, es mejor estar cerca para vigilar que no se quemen. No se tarda más de 15-20 minutos en hacerlos todos.

Los expertos saben dar la vuelta al Blin, lanzándolo al aire :-)))))

En Rusia se dice que el primer Blin siempre sale mal, (a mi me sale o muy gordo o con mucho aceite, o se me pega al darle la vuelta, y eso que llevo mucho tiempo haciéndolos) así no os agobiéis :-)

Para comerlos, se untan con lo que os apetezca, puede ser dulce o salado. Son perfectos como una cena rápida.
  


¡Buen provecho!


Tres cosillas:
  • No recomiendo echar más azúcar del indicado, porque el Blin se puede llegar a quemar en la sartén sin estar del todo hecho. (por mi propia experiencia)
  • Se puede hacer también sin bicarbonato ni vinagre, que hacen que los Bliní sean esponjosos, pero también conlleva que tengan pequeños agujeritos a través de los cuales se puede colar la mermelada.
  • Los Bliní con la nata agria es una combinación muy rica, para quien quiera probarlo, la nata se puede adquirir en Mercadona bajo la marca Hacendado (Nata fresca) o en Carrefour bajo la marca President. (Creme Fraiche). Aunque no sabe como la rusa, es parecida. A falta de estos recursos también se puede sustituir por el yogur griego o natural.

Así ya sabéis, si queréis una cena rápida, y tenéis un huevo, leche y harina, podéis probar hacer los Bliní!

viernes, 17 de febrero de 2012

El caballo de batalla


War Horse

Ayer vi la película War Horse, y quería comentarla un poco por aquí.

La película me encantó, lloré con algunas escenas, y con otras me sentí identificada. Puede sonar muy raro, pero el caballo se comportaba como mi gato: los mismos saltos de susto y miedo a acercarse. Yo veía a Joey y me acordaba de mis gatos (son adoptados y les costó integrarse).

Una vez más vi que las guerras son absurdas, (y eso que es una película bastante positiva). Vi también como los animales sufren sin merecerlo por culpa del hombre. He empezado a ver a los caballos de otra manera. Ahora entiendo cuando mi hermanastra me decía que eran como las personas. Ella cuidaba de un caballo cuando tenía 13 años. Muchas veces las palabras no adquieren un significado hasta que no vivas esa experiencia en tu propia piel, o la veas. Tendemos a creer en los hechos. Reconozco que hay palabras y frases que me suenan a nada, dado que no consigo imaginar las situaciónes relaes que se ocultan detrás de ellos.

Me digo a mi misma: no me importaría apuntarme a un club (y ojalá tuviera tiempo para eso) y tener esa experiencia única, conocer los caballos. Por otro lado, aunque tuviera tiempo, probablemente no lo haría ya que, como decía el zorro en "El Principito": "Eres responsable para siempre de lo que has domesticado." Y si algún día le pasara algo al caballo, o me tuviera que separar de él, sería un momento muy doloroso. Quizá suene egoísta pero no quiero ser responsable de nadie, y no quiero sufrir ni hacerle sufrir a nadie. Tengo una amiga que trabaja en el Zoo de Sankt-Peterburg y gana una miseria, le gustaría irse a vivir a otro país, o cambiar de trabajo. pero no puede porque siente una gran responsabilidad sobre todos los animalitos a los que cuida. Cada vez que ella se va de vacaciones, los loros entran en depresión y al volver proyectan su ira sobre ella. Ella tendría permitido llevarse a uno de los animales si se va del Zoo definitivamente, pero no sabría a quién escoger. Sería desprenderse de sus seres queridos... (a mi se me partiría el corazón)

Al final me he desviado del tema, y he decidido no comentar la película, prefiero que la veáis. Puedo decir que es magnífica, pero no para verla en el cine, sino en casa. Tampoco la recomendaría para niños menores de 12 años, por algunas escenas de guerra y porque quizá no entenderían la historia.

miércoles, 15 de febrero de 2012

La Felicidad con letra mayúscula.


¡Me he quitado de encima 18 créditos!

¡Hoy estoy feliz! Es decir, estoy feliz casi siempre, pero hoy ¡especialmente! Y todo porque he aprobado Contabilidad (y con un notable). Es como quitarse de encima una mochila que pesa mucho, y sólo de pensar que no tengo que estudiralo otra vez para septiembre, siento una especie de cosquilleo en el pecho. Qué poco necesitamos para ser felices :-))

Faltan dos notas por conocer, espero que salgan pronto... Y ojalá apruebe :-)

martes, 14 de febrero de 2012

Yaki, mi gato azul ruso

Yaki mira curioso el vídeo sobre Oscar (un gatito ciego).


Ayer descubrí que mi gato sabe ronronear por partida doble... Normalmente ronronea suave, el sonido parece que proviene de su pecho, pero en cuanto empecé a acariciarlo, se puso a ronronear también por la nariz... Entonces se le oía doble :-O

De todas formas no es gato corriente, parece inteligente. Le gusta dormir en una bolsa de papel debajo de mi escritorio mientras estoy estudiando o ponerse a dos patas mientras cocino/como para ver lo que hago. Cuando desayuno siempre espera a ver si le doy un poco de queso Camembert (¿cómo es posible que le guste el queso?). Cuando veo vídeos se pone a mirar la pantalla conmigo. También le gusta la patata cocida que echo en la ensaladilla rusa y dormir debajo del relleno nórdico. Es muy dependiente de nosotros, nos persigue por toda la casa y nos mira con atención. Nos habla mucho, y si le hablas, te contesta! Cada vez le tiene menos miedo al agua, siempre está esperándome en el baño mientras estoy en la ducha.

Yaki es uno de los dos gatos que tengo, de raza azul ruso (pero sin pedigree).