Hola, soy Vilka y este es mi blog. Bienvenido/a :-)

martes, 18 de febrero de 2014

Mi experiencia con el balneario

Si todavía no habéis estado en un balneario, hacedlo cuanto antes. No os vais a arrepentir. Es una experiencia muy agradable, relajante y reconfortante.

Antiguamente, los balnearios eran utilizados con motivos de la salud y fines medicinales. Con el tiempo, el concepto dio la vuelta de tuerca para convertirse en una experiencia de relajación y escape de una vida estresada y ajetreada de la ciudad. Y menos mal, porque sino, nos perderíamos esa magnífica forma de desconectar y de evadirse de la rutina.

Yo conocí esa experiencia gracias a una compañera de trabajo. Me recomendó regalar una sesión a mi pareja por aquel entonces, de un spa Urbano de Madrid: Los Nogales. Me lo describió como algo tan chulo, que no dudé ni un momento, y posteriormente se lo agradecí muchas veces. Si no fuera por ella, quizá nunca se me habría ocurrido hacer algo así. 

Hoy me toca a mí, recomendarlo y propagarlo, para que os animéis a probarlo. Desde aquella vez ya tuve varias sesiones, algunas de sólo circuito, y otras con algún añadido (parafango, masajes). Es ideal para ir en pareja o con algún/a amigo/a.

¿En qué consiste una experiencia en un balneario? Se puede hacer a medida o elegir entre las opciones que se ofrecen.

Yo sólo conozco el balneario Los Nogales, porque ofrece muy buena relación calidad-precio, y los otros de momento no me convencen.

Los Nogales es un spa urbano de Madrid, y tiene actualmente dos centros: uno en el Paseo Imperial, 26 y el otro en la calle Isla Malaíta, 10. He ido a los dos, porque cuando lo hice por primera vez, sólo existía el del Paseo Imperial. Los dos son muy similares y muy completos, por tanto si decidís probarlo, elegid el que os pille más cerca de casa. El de la calle Isla Malaíta ofrece dos horas de parking gratis (ideal porque el circuito dura una hora y media), y además está bastante cerca de la Vaguada, dónde se puede ir a comer/cenar algo después.

¿En qué consiste el circuito?

Es un recorrido por las instalaciones del balneario, durante una hora y media, durante el cual se puede utilizar la zona termal, jacuzzi, cuellos de cisne, jets para el masaje de espalda y piernas, pediluvio, fuente de hielo, baño turco, sauna, sala de relajación con camas de agua y duchas de sensaciones con aceites esenciales (tropical, escocesa, blanca, atlántica). Cada actividad tiene las instrucciones y el tiempo estimado de su uso, indicados  en los tableros cerca de ellos. Se puede seguir un orden marcado por los colores, o hacerlo por vía libre. El agua es de 33-34º C y es muy agradable.

Spa Urbano Los Nogales
Fuente: http://www.losnogales-spa.com/

A mí particularmente me gustan mucho la sauna, el baño turco (y echarme el hielo después), las duchas aromáticas y los cuellos de cisne. Cada vez que voy, aprovecho el tiempo al máximo para utilizarlo todo y repetir mis favoritos, si es posible.

Los Nogales Spa tiene página web: http://www.losnogales-spa.com/
Los teléfonos de contacto son:
Nogales Imperial: (+34) 912 964 800
Puerta de Hierro: (+34) 913 169 087
  • Lunes a Viernes de 9:00 a 22:30
  • Sábados, Domingos y festivos de 10:00 a 22:00

Para sólo circuito no hace falta reserva previa. Se puede entrar hasta las 20:00.
Es obligatorio el uso del gorro y traje de baño. Las toallas las proporciona el centro. Hay taquillas muy cómodas, duchas, y hay secador de pelo en los vestuarios.

Para asistir se puede comprar allí mismo, o en la página web. También a través de Atrápalo, que cada X tiempo saca ofertas de dos por uno.

Sé que a veces nos cuesta probar cosas nuevas, pero merece la pena. Así que ahora es vuestro turno :-) ¿Ya lo habéis probado? Espero vuestros comentarios al respecto.

jueves, 27 de junio de 2013

Un día de mi vida

Esta entrada es muy especial para mi y llevo tiempo preparándola. Hoy voy a contar cómo es un día de mi vida. La idea surgió de otro blog que tengo en Livejournal, dónde hay un grupo llamado "Day in the life". La gente prepara sus posts con fotos de todo lo que hace durante un día y lo publica. Yo voy a publicarlo aquí, porque allí hay que tener una cuenta de pago para poner más de un giga de fotos, y porque me gusta mucho la iniciativa, no porque quiera participar allí. Desde que supe de la existencia de esa iniciativa, decidí que un día yo haría un post sobre un día de mi vida, así que aquí está. Y no ha sido fácil tener que acordarme de hacer fotos cada vez que cambiaba de actividad, de seleccionarlas después de retocarlas y de redactar, pero aquí lo tenéis. Hay muchas fotos y alguna que otra nota explicativa, espero que lo paséis bien leyéndolo :-)))) Y por supuesto espero comentarios, opiniones, y me encantaría que alguno/a de vosotro/as se animara a hacer algo parecido, sería una bonita forma de conocernos.

Empezamos este reportaje del día a día de Vilka...

El día que he escogido es un jueves, porque es el día más completo de la semana y en el que siento que realmente vivo la vida de forma más completa. Un jueves cualquiera de primavera u otoño...

>>Podéis pinchar en cada foto para verla más grande<<

Suena el despertador, y lo aplazo por 10 minutos varias veces hasta que ya no puedo permitirme quedar en la cama, así que me levanto. Son las 7:50.

Voy a ver a los gatos, pobrecitos, están durmiendo aún, pero al verme Yaki se levanta.

Pongo el agua a calentar, y me meto en la ducha. Aunque más bien se meten primero los gatos, porque se cuelan en el baño conmigo. Después de explorar el plató de la ducha (por si algún enemigo se esconde allí), salen, y ya por fin me puedo duchar.


Después de la ducha, desayuno y preparo mi tupper con la comida y la merienda. El día será largo, así que me aprovisiono bien, para mantenerme con fuerza.


Mientras desayuno (un té, pan con crema de cacahuetes y galletas ucranianas que compro a veces por el centro), viene el gato a saludarme. Bueno, la mochila ya está lista, el bolso también.



Son las 8:05, hora de arreglarse, porque en 25 minutos salgo.


Antes de irme, echo un vistazo al espejo, luego al salón, veo que Tukas ya se ha acomodado en el sofá.


Salgo de casa para ir a la universidad. Se ve la luna en el cielo, aunque ya es de día.


Cruzo el parque hasta bajar a la calle donde tomaré un bus. 


El bus me lleva hasta el metro.



Salgo del metro y me dirijo a mi facultad. Son las nueve menos tres minutos, tengo el tiempo justo para subir, lo tengo calculado al segundo.


Me subo a la tercera planta, no sin pasar antes por el baño para mirarme al espejo y para hacerme la foto.


Las clases son de dos horas, y en la última nos "sueltan" diez minutos antes, salgo corriendo para coger el metro e ir a trabajar. En mi clase hay 11 chinos, y se sientan siempre delante.



Salgo del metro ligero y me dirijo a las oficinas. Mirad que bonitas vistas... El edificio blanco es el mío.



Llego como siempre antes de mi hora, por tanto aprovecho para calentar mi comida y comer, mientras charlo con algunos compañeros de trabajo. Hoy mi menú es: tres muslitos de pollo, puré, pan y zumo.


Ya es casi mi hora, me pongo el uniforme, y ¡a trabajar! Mi compañera me pone al día, y se cambia para irse. Ya empiezan a entrar llamadas, y eso que es la hora de comer.


También reviso las salas de reuniones, por si había alguna reunión y hay que recogerlas, y luego vuelvo a mi sitio.



Cuando falta media hora para irme, ya casi no hay gente en la oficina, así que aprovecho para meterme un momentito a ver el blog y reeleer el post sobre mi viaje a Alemania, que me encanta porque me hace revivirlo otra vez.



Coloco las botellitas en la nevera, recojo los cuadernos y bolis que hayan quedado en las salas, charlo un poco con las chicas de limpieza (que son majísimas), me como mi manzana, y ya es hora de irme. No me voy a casa todavía, esta tarde-noche tengo la clase de cuero. Un compañero sale conmigo de la ofi y vamos hacia el metro.


Vemos que son las ocho menos veinte. Mi clase empieza a las ocho y media, y llegaré un poco justa, porque el camino es largo. Al lado de la boca del metro hay muchos camiones de basura, y el olorcito que trae el viento, da náuseas.



Leo los apuntes en el metro, cuando no estoy muy cansada. Por fin llego, ahora sólo falta bajar esta calle hasta el local.


Ya dentro, veo que ha venido todo el mundo, así que me siento en una mesa aparte. Hoy tengo que acabar de hacer una cajita de cuero como ésta. 



Mi cajita será de color violeta clarito.


Ups, mi cámara se queda sin batería. Voy a intentar que no se muera antes de que llegue la noche...

Mi novio viene a recogerme cuando acaba el curso, y como es tarde, vamos a cenar a un Fridays. Yo me pillo mi plato favorito: New York Strip, y aunque es un poco pesado para una cena, pero una vez a la semana se puede :-)
Vuelta a casa. Al lado del portal ha florecido una rosa muy bonita que huele genial. Mi flash ha quemado un poco la foto. 



Por último, echo una foto al parque de noche y entro al portal. Abro el buzón, ¡cuánta publicidad!



Aquí acaba mi día :-) ¡Buenas noches!


*************************************************
Desde entonces muchas cosas han cambiado... Ya no tengo ese lunar en la frente, me lo quité porque me apetecía, y porque me lo propuso mi maxilofacial. Tampoco tengo trabajo desde marzo, y de hecho esas oficinas ya no existen. Sigo con el curso de cuero, y en septiembre empezaré mi último (o eso espero) año de carrera.

Espero que os haya gustado mi reportaje. Así podéis saber un poco más de mí y de cómo es mi día a día. Gracias por seguir hasta aquí :-) Hasta el próximo post.

jueves, 13 de junio de 2013

Mercadillo Garage Sale en Madrid

Hola a tod@s de nuevo :-)

Ya por fin he acabado los exámenes así que puedo volver a escribir y a contestar a los comentarios...

Os os quiero contar que este domingo 16 de junio va a haber un mercadillo en el cual voy a participar, el primer "Garage Sale" (mercadillo de artículos de segunda mano y artesanía) en la calle San Isidro Labrador, 19, Bajo Derecha (Metro Ópera y La Latina), en Madrid.


Es un mercadillo benéfico, y parte de lo ganado se destinará a una organización de protección de animales. Habrá un sorteo entre todos los que asistan.

Horario: 
Domingo 16 de junio entre las 11:00 y las 18:00

Las cosas que podréis encontrar: 

  • ropa
  • accesorios
  • complementos
  • zapatos
  • bisutería
  • articulos de cocina
  • libros
  • musica (discos, vinilos, etc.)
  • artesania
  • arte
  • muebles
  • productos hechos a mano (jabones, punto, ganchillo, etc)
  • lamparas
  • alfombras
  • espejos
  • decoración
  • artículos de deporte (bicicletas, patines, etc.)
  • juguetes

Os espero allí, y si queréis y podéis, compartid este post a quien le pueda interesar.

martes, 28 de mayo de 2013

Lista para una entrevista :-)

Hoy es un día raro. Estoy con gripe, con voz de camionero y hablando por la nariz como los franceses. No he ido a clase porque mi organismo necesitaba dormir (aunque sospecho que el Frenadol tuvo algo que ver con ello). Sin embargo, por la tarde tengo una entrevista de trabajo. De repente recibo una llamada para un puesto de trabajo por las mañanas. Bien, digo, me apetece probar trabajar por las mañanas, así que pueden contar conmigo. Empiezo a comer, y luego a arreglarme. Recibo otra llamada. Que la entrevista tiene que ser esta tarde - Pero yo ya tengo una programada y no sé a qué hora saldría - Aunque sea a las 18:00 horas, es importante que la hagas hoy- Muy bien, que así sea.

No os he contado, pero desde el día 8 de marzo estoy en el paro. Ironías de la vida, es el día de la mujer trabajadora en España, y el día de la mujer internacional. Ese día es el día que me despidieron a mi y a mi compañera, porque la empresa se mudaba a otro edificio donde ya había recepción. Desde entonces he pasado por todo un abanico de sentimientos: frustración, inutilidad, miedo, inseguridad, falta de confianza... Luego cobré mi primera cuota del paro. Luego tuve un par de trabajos como azafata, los cuales en una semana me dieron más dinero que la cuota del paro. Luego me tranquilicé y empecé a disfrutar de las siestas, de vivir sin prisas, de dedicarme a las manualidades, etc. Y ahora ya me da igual trabajar que no trabajar.

Me pongo el pantalón negro de Mango, camisa beige y chaqueta negra de C&A. En el cuello un pañuelo, no quiero empeorar mi estado griposo. Los zapatos son de Tommy, y en la bolsa unos de salón de Marypaz. Maquillaje express de Elizabeth Arden, Deborah y Clinique. Hay que ir clásica, porque no sé hacer la media entre lo formal y lo informal. Por tanto, lo clásico siempre me salva.

Voy a la primera entrevista, como me parece, tarde. Hay bus directo desde mi casa hasta la castellana. Al final de milagro llego a 3 minutos antes, busco con la mirada la puerta, mientras saco los tacones de la bolsa. Y es que quiero parecer ejecutiva con tacones, pero no quiero tener varices ni cansarme demasiado. Nadie se merece ser autotorturado, y yo menos. Por supuesto siempre miro a ver si hay alguien del sitio mirando. No me gustaría que me vieran, aunque me daría igual lo que piensen.

Ya con tacones, entro por la puerta. Pregunto por la persona de contacto. Me toca esperar unos minutos, y por fin aparece. Es un hombre joven y muy majo. Me hace muchas preguntas: cómo manejo el estrés, cómo debería ser la recepcionista. Me cuesta sonreír. Al final la entrevista en inglés parece que no se va a hacer. Menos mal. Sin embargo, me toca hacer un presupuesto en excel, una hoja de clientes y una llamada. Ah y la prueba de mecanografía. Parece que lo hago bien, la llamada, el excel, el hombre queda contento. Al final me libro hasta la prueba de mecanografía, porque se nos había olvidado.

Me dice que la decisión final la tendrá el doctor. Y que me avisarán de la decisión, tanto para decirme que sí, como para decirme que no. Bien. La verdad eso se agradece.

Salgo de la entrevista y voy hacia el metro. Miro la hora: vaya, la entrevista sólo duró media hora, y tengo dos horas y media hasta la segunda entrevista. A ver qué hago. Decido ir hasta allí. Antes de llegar a la boca de metro me cambio de zapatos. No es que no sean incómodos, sino porque no quiero cansarme.


Cojo el metro hasta Goya. Me bajo, y me doy cuenta que el sitio donde voy está un poco lejos. Que mejor me hubiese bajado en Serrano. Vaya por dios... Decido ir caminando, hay tiempo más que de sobra.

A mitad de camino llamo a la empresa. A ver si pueden atenderme antes, que estoy por aquí. Me llaman ellos y confirman que sí, me puedo pasar ya - Estoy a 6 portales, así que en breve llego. Antes de entrar, cambio otra vez de zapatos :-)

Entro por la puerta y me siento pequeña. Edificio antiguo restaurado, decoración barroco en el techo. Aquí debe de venir gente muy importante. Me acompañan a una sala, y me sirven un agua. Me siento incómoda, eso es mi trabajo.

Vienen 3 personas: dos mujeres y un hombre. Me entrevistan directamente en inglés (bendito mi profesor de inglés que ayer tuvo la amabilidad de practicar ayer conmigo). Una de las mujeres es rusa. Es la que mejor inglés tiene, mucho mejor que el mío. Pero creo que el mío no está tan mal, hablo fluido. Ya en castellano me explican las funciones, las cuales me son de sobra conocidas. Yo hablo un poco sobre mí, pregunto un par de dudas, y voilà, estoy libre.

Me voy a casa... Tengo que estudiar mogollón, los exámenes están a punto de comenzar. Pero no me apetece. Tampoco me apetece trabajar, otra vez a aprender cosas nuevas, eso exige un gran esfuerzo. Aunque bueno, tampoco hay garantía de que me cojan en ninguno de los dos trabajos. 

*****************************************************************

Desde aquí quiero mandar un abrazo y todo mi apoyo a los que estáis en el paro, o los que estáis deseando cambiar de trabajo. Es duro, pero no hay que rendirse, sino buscar sistemáticamente, sobre todo los lunes que es cuando salen las ofertas. Creo que el secreto está en dejar de obsesionarse con eso y relajarse, aunque eso cueste horrores. Tener claro lo que quieres, pero no pensar en ello a todas horas. Entonces algo saldrá. ¡Seguro! Estar en el paro es como estar trabajando, pero para el gobierno, y ese trabajo consiste en buscar trabajo. Aprovechad que hay muchos cursos gratuitos para los parados, pero no para trabajar luego en ello, sino para aprender cosas nuevas y abrir horizontes. A lo mejor sois emprendedores y no lo sabéis aún.

Y otro consejo, si podéis, no apliquéis a los puestos con un salario inferior o vergonzoso, o con las condiciones abusivas. Habrá más ofertas, y hay que intentar mantener el nivel. Entiendo que no es fácil, cuando hay que pagar la hipoteca y dar de comer a los hijos. Pero, a ser posible, no hay que retroceder nunca. Pensadlo así: vosotros no sois los mismos que hace, por ejemplo, un año. Ahora sabéis más, tenéis más experiencia. Es decir, valéis más. Never surrender!

lunes, 17 de diciembre de 2012

Ideas para decorar en Navidad y el Año Nuevo (DIY)

Hola a tod@s :-)

Espero que no penséis que haya abandonado el blog, simplemente he estado liada. Hoy vuelvo, aprovechando que tengo un ratito para escribir y para sugerir algunas ideas para decorar la casa y preparar los regalos para las fiestas que están a la vuelta de la esquina. Las ideas y las fotos no son mías, pero también las pondré en práctica. Espero que os gusten :-)

Empecemos con el árbol de Navidad. Para los que quieren variar este año y tener algo original, he aquí varias ideas:

El Arbol de Navidad comestible:

 




















Para los que quieran un árbol no tradicional: uno hecho con abalorios y cinta.


O un arbolito en la pared

 

O este árbol hecho con el hilo y la cola blanca, que hace que el hilo se endurezca y queda muy chulo, si además le pones las lucecitas dentro


Otro tipo de árbol, muy dulce :-)


También se puede hacer un envoltorio con forma árbol:



Y para adornar el árbol, varias ideas:








Ideas para envolver los regalos:







¿Nada más ver las imágenes, dan ganas de ponerlo en práctica todo! Pero yo seguramente no vaya a adornar mi casa, porque tengo dos gatos y me temo que podrían porque puedan pensar que los adornos son para ellos. Sin embargo, no me quedaré sin hacerme algo como ésto: la manicura navideña:





Bueno, ésto es todo por hoy, amigos y amigas :-) ¡Nos vemos pronto!